Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
EnglishSpanish

El valor de marca

Se trata del valor – positivo o negativo – que una marca (o empresa) ha obtenido en el tiempo que lleva en el mercado con base en la percepción que se tiene de ella frente al sector de su mercado.

Esto tiene mucho que ver con la propuesta de valor de la misma marca y, por supuesto, con la experiencia de los consumidores sobre sus productos o servicios.

Entonces, a lo que llamamos valor de marca, es ese efecto ese diferenciador intangible, que da una ventaja competitiva y que hace que los consumidores cautivos o potenciales la prefieran sobre las demás.

Por sí sola, la marca se convierte en el activo más valioso. De hecho, lograrlo es uno de los objetivos más grandes dentro del marketing y la publicidad.

Es importante entender que tiene que existir una conexión sólida entre la propuesta de valor, la estrategia de comunicación y el valor de marca.

Posicionamiento de la marca

El genio y gurú del Marketing moderno, Philip Kotler, define que “El posicionamiento consiste en diseñar la oferta comercial de tal forma que ocupe un lugar preciado en la mente de los consumidores”.

Esto nos dice que se trata de un proceso integral y amplio, que involucra tanto visibilidad, como conexión con los consumidores y que solo es posible impulsarlo si se comprende el segmento de mercado y lo que estos buscan.

Para toda marca, independiente de su tamaño, una exitosa estrategia de posicionamiento de marca se traduce en beneficios como:

– Impacto socioeconómico.

– Mayor reconocimiento y visibilidad.

– Autoridad en el mercado.

– Credibilidad y mejor imagen ante el ecosistema.

– Apoyo al crecimiento del entorno.

Posicionamiento vs reconocimiento de marca

Es posible que una marca sea muy reconocida, pero que su posicionamiento sea nulo. Y es que el posicionamiento es un concepto integral, que se relaciona con el nivel de satisfacción, la cuota de mercado, la frecuencia de uso de los productos o servicios, la valoración positiva de los clientes, la solidez y el liderazgo en general.

Dentro de estos aspectos también encontramos el reconocimiento de la marca, es decir, qué tan conocida es por los consumidores y qué tanto saben de la misma, lo que demuestra que este reconocimiento simplemente es una de las aristas del posicionamiento.

¡Ya sabes! No inviertas, únicamente, en dar a conocer tu marca, sino en posicionarla por medio de metodologías, y prácticas éticas e integrales.

Tipos de posicionamiento de marca

Si hablamos de posición, hablamos de construir un lugar claramente definido y para eso tenemos que crear perspectivas, asociar la posición a una característica para que sea fácil de entender desde qué lugar nos estamos comunicando. ¡Veamos a continuación algunos tipos de posicionamiento!

Basado en el valor

Lo que nos diferencia es la calidad, cuando las personas ven el nombre de nuestra marca se activa en ellas una sensación de seguridad y efectividad.

Basado en la calidad

La calidad es la gran protagonista de los últimos tiempos, y si algo ayudó el desarrollo del Marketing Digital, por ejemplo, fue que los softwares de gestión y de automatización de tareas les permitieron a las empresas brindar servicios con altos estándares de satisfacción de sus clientes.

Basado en la competencia

Otra manera de posicionarnos es estudiar a nuestra competencia y buscar las formas de diferenciarnos para después realizar un trabajo de comparación (lo que hablábamos de identificar con exactitud nuestra propuesta de valor). La historia aquí es muy simple, trazas un paralelo con tu competidor y le dices a tus clientes potenciales: ¡Nosotros somos mejores que los demás!

Basado en los beneficios

Identificar claramente el bien que le causamos a nuestros consumidores también es una forma de marcar nuestra posición.

Sin lugar a duda, esta forma de posicionamiento está muy vinculada a la experiencia del consumidor o cliente potencial, ya que los beneficios siempre son valores agregados y es en esas cosas adicionales que les ofrecemos donde podemos marcar una gran diferencia.

Basado en problemas y soluciones

Está recomendada para marcas que tienen ofertas para nichos extremamente definidos, por ejemplo, para personas que se interesan o consumen productos orgánicos, que buscan productos de salud, servicios de educación específicos, viajes, entre otros.

En este posicionamiento prima el sentido de urgencia y muchas veces el cliente más que la mejor solución, necesita resolver su necesidad de forma rápida.

Impulsado por celebridades

Podríamos llamarlo de branding influencer, ya que la popularidad es un gran activo en la publicidad y cada vez tenemos más medios para cultivarla. La lógica aquí seria: ¡Mi marca, servicio o producto es excelente, si lo dicen los famosos!

¿Cómo posicionar una marca?

¡Muy bien! Ya conoces los aspectos más relevantes para una estrategia de posicionamiento, ahora te explicamos los 3 pasos necesarios para posicionar tu marca:

1. Segmenta el mercado para mejorar la experiencia del cliente

Como mencionamos anteriormente, en marketing nunca se trabaja con público en general, por lo tanto, lo principal es definir claramente cuál es tu segmento de mercado.

Es para eso que creamos nuestra buyer persona, pues es ella la que nos dará la información para posicionar nuestra marca en el ecosistema. Imagina a tu marca como si fuera una persona, cuáles son sus gustos, sus anhelos, sus necesidades, qué espera obtener del producto o servicio, etc.

2. Vincula tu marca a sus beneficios y hazla pública a través de la publicidad

El tema ahora es elegir el tipo de posicionamiento más adecuado para nuestra audiencia y transmitir sus valores a través de nuestra propuesta visual en el contexto de un plan de comunicación para posicionar nuestra marca en el entorno y asociarla a dichos valores.

3. Colócala en el mercado a través de un plan de marketing

El tercer paso es crear el plan de marketing para dejar clara la solución que nuestra marca ofrece a los incubados, cuál es su oferta de valores agregados en el proceso de atracción y sus resultados. De esa forma dejamos todo organizado para que el proceso se complete cuando el incubado nos recuerde.

Mejorar la experiencia, publicitar valores, tener una oferta de productos o servicios clara y fácil de recordar, y asociar todo eso a nuestra identidad visual. Es así como se posiciona una marca en el mercado.

Para finalizar, es importante recordar que el marketing digital es una poderosa herramienta, de bajo costo, amplia penetración y fácil producción. Una buena estrategia, con objetivos claros, alcanzables y medibles, permitirá que tu marca alcance las metas esperadas.

Y recuerda, cualquiera que sea la necesidad de tu marca, siempre es bueno contar con un aliado que te acompañe, asesore y ofrezca realmente lo que estás buscando. ¿Tienes alguna duda o quieres ampliar esta información? Contáctanos y permítenos ayudarte.

Agenda una asesoría completamente gratis para tu marca +57 318 7176301

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *