EnglishPortugueseSpanish
BLOG

LO QUE ES BUENO PARA UNOS, NO LO ES PARA TODOS

marzo 4, 2021

Tal vez una de las frases más comentadas por expertos motivacionales y optimistas del mercadeo es “la nueva normalidad”, haciendo alusión a los cambios que la pandemia tendrá en los diferentes niveles sociales, económicos y ambientales en el mundo. Sin embargo, no todo será color rosa, y tampoco color de hormiga.

 

Las expectativas de una recuperación son, de manera evidente, una lucha de largo aliento que implica paciencia, resistencia y sobre todo preparación. Es aquí donde la delantera la han tomado las marcas y empresas que aprendieron a leer el contexto y entendieron que el consumidor sigue siendo el mismo, sigue teniendo las mismas necesidades y sobre todo, que sigue en los mismos nichos, lo que cambió fue su manera de percibir la realidad. Ahora ellos y ellas quieren sentirse más cercanos, quieren tener la seguridad de que sus marcas preferidas si los conocen y sobre todo que los productos y servicios, realmente están satisfaciendo sus necesidades.


Es aquí donde el marketing digital debe hacer su magia: la segmentación y el contenido. Ser acertados en los puntos de contacto, determinar sus gustos más específicos, momentos de compra, fechas especiales, tipo de amigos, entre muchos otros, son necesarios al momento de segmentar; pautar una marca de hamburguesas, por ejemplo, puede ser muy fácil, porque se suele pensar que “a casi todo el mundo le gustan” y tal vez sea cierto, pero no es el mismo consumidor para todas las hamburguesas, tal vez a unos no les gustan los pepinillos, a otros la cebolla y hay quienes les encanta con piña. De igual manera pasa con el contenido, no siempre una foto llamativa y un copy gracioso funcionan, aquí es donde hay que preguntarse: ¿qué momentos asocia mi consumidor cuando come hamburguesa? ¿qué le ofrece mi producto que ningún otro puede ofrecerle?, entre muchas otras preguntas que me permitan determinar si impacta más una pieza gráfica, un gif, un video, un meme, un testimonio, etc.

 
Al principio de la pandemia se habló mucho del cambio de paradigma en la publicidad y que volveríamos irremediablemente al producto, dejando de lado la experiencia asociada al consumo, pensamiento impulsado por la idea que nuestros compradores no volverían en mucho tiempo a los locales y que la situación económica llevaría a suprimir muchos gastos para dar paso solo a los elementos esenciales… Pues no fue así o por lo menos en gran medida, ya que por el contrario, el aislamiento, el compartir más tiempo en familia, el extrañar a los amigos y el cambio a los canales digitales, por parte de las marcas, hicieron que las personas se sintieran más sensibles.
 

Es en este punto de la historia donde el consumidor se convierte en alguien muy susceptible (si, más) de cambiar de marca con facilidad y un solo error en la comunicación lo llevará irremediablemente a buscar donde se sienta “mimado”, atendido con agilidad, buen servicio y calidad, una marca que sí lo conozca, sepa de sus gustos y que le hable como a él o ella le gusta. Por eso tenga cuidado, porque en lo digital, las personas han aumentado su consumo y han aprendido, ya no son máquinas de dar click a todo y lo que para unos es bueno, para otros no tanto.


Nuestro consejo: Es muy importante que su marca tenga presencia digital, no solo con pauta en Facebook Ads o Google Ads, considere tener unas redes sociales (hay más de tres) que publiquen contenido de calidad, una página web que se conecte con sus consumidores (cautivos y potenciales), campañas de email marketing, entre otras estrategias, que le permitan dar una

buena cobertura, pero teniendo muy presente esa segmentación y ese contenido de calidad. En pocas palabras, no le apunte a todo el mundo y no publique por publicar.

Y recuerden siempre, en el mercado puede encontrar empresas que le pueden ayudar a crear campañas que se ajusten a sus necesidades, presupuesto y sobre todo, que conozcan un mercado digital que está en permanente evolución.

Suscríbete ahora a nuestro blog

y no te pierdas de ninguno de nuestros artículos.