EnglishPortugueseSpanish
BLOG

INCERTIDUMBRE Y TEMOR, DOS ENEMIGOS DE SU MARCA

marzo 4, 2021

Además de los factores económicos externos y del comportamiento de un mercado inestable, donde el consumidor se muestra cauteloso, el miedo por lo que está pasando y una incertidumbre a la post pandemia, tienen a muchas marcas y empresas al borde de la locura.

 

Todos conocemos empresas (restaurantes, bares, tiendas de ropa, etc) que en su momento fueron líderes en su segmento, pero a raíz de la temible pandemia causada por el COVID-19 desaparecieron lentamente sin que nadie (en teoría), pudiera hacer algo para salvarlos… Si, en (teoría), puesto en paréntesis como un pensamiento, porque es un tema sensible.

 

Obviamente nadie estaba preparado para semejante cambio de dirección, ni los más importantes estrategas pudieron prever que en menos de dos meses el mundo y su economía perderían su rumbo tal y como lo conocíamos. Sin embargo, un órgano de nuestro cuerpo si estaba preparado: El cerebro.  Producto de miles de años de evolución, el cerebro humano logró desarrollar ciertas habilidades que nos han permitido sobrevivir a grandes crisis a lo largo de la historia del mundo, nos ha permitido sobrevivir a diferentes circunstancias que requirieron de todo nuestra creatividad e innovación para lograr cosas que otras especies no.

 

Sin embargo, esa misma evolución nos permitió desarrollar el instinto de supervivencia basados en la zona de confort, producto del aprendizaje milenario, que es mejor conservar la vida arriesgando lo menos posible, así nuestros ancestros pasaron de aguerridos cazadores a “apacibles” recolectores que innovaron domesticando animales, como lo explica claramente el reconocido neurocientífico Beau Lotto: “Esto tiene relación entre la incertidumbre y lo fácil que es morir, la vida es difícil. Nuestros cerebros y cuerpos han evolucionado para no morir. Pero haber sido optimizados para no morir no es lo mismo que ser optimizados para vivir. Nuestros cerebros y comportamientos evolucionaron para minimizar la incertidumbre en prácticamente cualquier circunstancia.”

De esta manera y regresando al presente, fue evidente que el miedo a perder nos llevó paradójicamente a perder y la incertidumbre a no saber cuándo terminaría todo nos paralizó en una especie de zona tóxica de confort que no le permitió a muchos empresarios innovar y encontrar alternativas diferente a enterrar para siempre sus marcas. Una lamentable, pero instintiva jugada del cerebro que doblegó a empresarios académicamente preparados, de grandes ideas en épocas de abundancia, pero dominados por el miedo y la incertidumbre en épocas de verdaderas y profundas crisis.

 

Claro está que toda regla tiene su excepción y muchos otros lograron vencer esa barrera evolutiva, encontrando alternativas que les permitieron “reinventarse”, descubriendo variantes, canales y nuevos consumidores para sus marcas. Sin embargo, nunca es tarde para levantarse y para finalizar, queremos compartir tres simples consejos que le pueden ayudar a vencer esos dos archienemigos de su marca:

 

1. Salga de la zona de confort a como dé lugar. Ya se ha perdido mucho, qué más da arriesgar otro poco por empezar a ganar, piense que allí afuera hay miles de marcas, que como la suya, lograron encontrar el camino para sobrevivir. Atrévase a encontrar nuevos caminos.

 

2.  Piense conscientemente en los peores y más realistas escenarios de la economía. Obligue a su cerebro a sentir estrés y no permita que se distraiga con pensamientos dopantes (es un mecanismo natural). Esto le ayudará a obligarse a pensar asertivamente bajo la incertidumbre.

 

3. Busque ayuda, no solo psicoemocional, busque ayuda de otros empresarios, de amigos y sobre todo de expertos que han desarrollado estrategias para que marcas como la suya encuentren nuevos caminos. No sienta miedo por encontrar nuevas alternativas en mercados desconocidos.

Suscríbete ahora a nuestro blog

y no te pierdas de ninguno de nuestros artículos.