EnglishPortugueseSpanish
BLOG

EL LENGUAJE INCLUSIVO Y LA PUBLICIDAD

marzo 29, 2021

Finaliza el mes de marzo (donde celebramos el día de la mujer y del hombre), pero no la discusión respecto a si se debe o no utilizar el lenguaje inclusivo en la publicidad, más aún, si tenemos en cuenta que este debe abarcar inclusión étnica, social, cognitiva y física, entre otros.

En su más reciente publicación, la RAE prácticamente limitó la discusión de lenguaje inclusivo a un aspecto sexista, dejando clara su posición sobre el uso de género gramatical y género semántico, reiterando el uso adecuado de los sustantivos según la relación género – sexo (epicenos, unisexo, desinencia común y variable), por lo que rechazó la forma de referirse a “les”, “lxs” o “l@s”.

Sin embargo, el lenguaje inclusivo va más allá de un tema de sexo y es aquí donde la labor del copywritter debe ir más allá de textos genéricos que buscan abarcar amplios sectores, lo que en muchas ocasiones hace que la publicidad se vuelva confusa o pierda efectividad.

Sabemos que vivimos una nueva época, donde existen grupos sociales que exigen su derecho a no ser discriminados, sin embargo, si tienes una campaña que está orientada a un target específico, será muy complicado no caer de manera involuntaria en la exclusión. ¿Qué hacer entonces?, la clave es muy sencilla, utilizar una comunicación respetuosa, sin discriminación y sin estereotipos, independiente de lo disruptiva que pueda ser.

Aunque en teoría, el lenguaje es un sistema fluido de comunicación, es evidente que su misma evolución ha llevado a que los significados y significantes sean asumidos por las personas, grupos sociales, religiosos, políticos, etc, de diferentes maneras. Lo que para tu marca puede ser un mensaje ganador para una campaña determinada, para un grupo de personas puede ser interpretado como algo ofensivo, trayendo consigo las consecuencias, ya bien conocidas, principalmente en redes sociales.

La revista digital Marketing4ecommerce clasificó ocho recomendaciones para que las marcas tengan en cuenta el tema del lenguaje inclusivo al momento de definir su tono de comunicación, diseñar campañas o hacer publicaciones en redes sociales. Aquí te las compartimos:

1. Usar expresiones o pronombres neutrales en términos de género. Para que los mensajes en redes sociales lleguen a un mayor número de audiencia posible, es recomendable evitar formas con matiz de género. En su lugar, utilizar pronombres neutros o expresiones como “el personal”, “visitantes”, “la ciudadanía”, “el alumnado” “la plantilla”, “la humanidad”, entre otros.

2. Utiliza los emojis amarillos predeterminados cuando te dirijas a una audiencia diversa. Utiliza emojis amarillos cuando hables a un público diverso para transmitir que no te estás dirigiendo solamente a un grupo étnico. O en su defecto, utiliza varios colores de emojis si intentas representar a una audiencia amplia.

3. Evita los emojis de género siempre que sea posible. En su lugar, es mejor usar otras variaciones de caras sonrientes o emojis de objetos.

4. No asumas nunca el género o la identidad online de los usuarios. Es mejor no asumir el género de los usuarios en la comunicación online. Dirígete a las personas por sus nombres o nicks de usuario al responder a sus comentarios o mensajes. Esto es muy importante, sobre todo, para las interacciones que impliquen atención al cliente.

5. Tampoco asumas que hay siempre un padre y una madre. En muchos casos, en lugar de asumir que existe siempre la figura de los padres biológicos, puedes utilizar otras fórmulas para referirte a las figuras parentales como tutor/a, tutor legal, cuidador/a, etcétera.

6. Ten en cuenta a los usuarios cuyo primer idioma no es el español. Si tienes público internacional, conviene aclarar expresiones idiomáticas tipo “está lloviendo a cántaros”, “me importa un pepino” ,“ponerse de mala leche” o “dar la vuelta a la tortilla” para personas cuya primera lengua no sea el español y no las puedan entender.

7.Comparte otras perspectivas. Procura que el contenido que compartas en redes sociales sea creado por variedad de personas y perspectivas. Estudios señalan que las empresas que cuentan con una buena diversidad, ya sea de género, étnica, orientación sexual… suelen experimentar un mejor rendimiento.

8. Incluye descripciones en fotos y subtítulos para vídeos. También es conveniente usar las mayúsculas en hashtags para los lectores de pantalla.

9. Establecer reglas de comportamiento a los usuarios. Si se gestiona un grupo de Facebook o alguna otra plataforma donde se incluya contenido generado por el usuario, es recomendable incluir pautas de uso para las publicaciones. Puede ser tan detallado como se desee, pero lo importante es que se usa para informar a los miembros sobre qué tipo de contenido no será tolerado (por ejemplo contenido sexista, racista o homófobo).

10. Elimina los comentarios ofensivos. Si una de tus publicaciones recibe un comentario ofensivo o que incite al odio hacia un determinado grupo o personas, lo mejor es eliminarlo para que la gente sepa que desde esa cuenta no se tolera ese tipo de comportamientos. Aunque se tengan las mejores intenciones en participar en este tipo de comentarios para rebatir puede considerarse como una forma de validar al comentaristas y atraer otros comentarios similares.

RAE. (Enero 20 de 2020). Informe de la Real Academia Española sobre el lenguaje inclusivo y cuestiones conexas. RAE. https://www.rae.es/sites/default/files/Informe_lenguaje_inclusivo.pdf


Galeano, S. (Febrero 23 de 2021). Por qué deberías utilizar el lenguaje inclusivo en tus publicaciones en web y redes sociales. Marketing4ecommerce. https://marketing4ecommerce.co/por-que-deberias-utilizar-el-lenguaje-inclusivo-en-tus-contenidos-y-redes-sociales/

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Suscríbete ahora a nuestro blog

y no te pierdas de ninguno de nuestros artículos.